Divorcio por mutuo acuerdo


Una de las opciones más fáciles para llevar a cabo los divorcios, es la alternativa denominada como divorcio de mutuo acuerdo.
Se trata de un tipo de proceso en el cual, a diferencia de lo sucedido con el contencioso, las partes acuerdan muchos o la totalidad de los puntos relacionados con el caso.

El consenso entre los cónyuges, propicia un entendimiento que dará como resultado un acortamiento en los procedimientos.
La brevedad en este tipo de procesos judiciales es el deseo de muchas parejas, que necesitan salir en el mínimo tiempo posible de una situación que, de otro modo, no solo podrían suponerles grandes costes económicos, sino quebraderos de cabeza evitables.
Sin embargo, y por muy diversas razones, no siempre es posible que impere la razón y las partes lleguen a acuerdos que aligeren el proceso.
Los acuerdos habrán de hacerse extensivos a cualquier aspecto relativo a la finalización del matrimonio como tal, aspectos como son el reparto de bienes, las pensiones compensatorias, los regímenes de custodia, las fechas previstas para visitas de los progenitores… Todos estos aspectos están dirimidos legalmente a través del convenio regulador que debe vincularse a toda demanda de divorcio.
Los abogados especializados en esta faceta del Derecho, habrán de asesorar y realizar redacciones de demanda con el debido cuidado de no perjudicar en el proceso a alguna de las partes, contingencia con la que ser vería afectado el divorcio de mutuo acuerdo.

Los letrados presentarán la demanda acompañada del convenio regulador.
Con posterioridad, la institución judicial habrá de citar a los miembros del matrimonio para la ratificación de lo expresado en el documentado presentado.
En suma, deberán nuevamente expresar su voluntad de divorciarse de mutuo acuerdo a la espera de la sentencia judicial que se pronunciará de acuerdo a factores entre los que destaca el contenido y forma de dicho escrito.
Copyright © 2017 Abogado Divorcios Lleida | 30 AÑOS DE EXPERIENCIA Todos los derechos reservados